fbpx

Calabaza hokkaido rellena de carne y quinoa

La calabaza hokkaido tiene un precioso color rojizo y su carne, un delicioso gusto a castaña.

En esta ocasión hemos optado por esta calabaza porque nos encanta su peculiar sabor y queda tremenda asada. Complementándola con la carne, la quinoa y las verduras de esta receta, tenemos un plato completo, saludable, ideal para recargar fuerzas días otoñales.

Por supuesto, puedes utilizar cualquier otra calabaza y seguirás obteniendo un plato gustoso, completo e igualmente nutritivo.

Calabaza hokkaido rellena de carne y quinoa 1
CALABAZA HOKKAIDO RELLENA DE CARNE Y QUINOAIngredientes para 2 personas
1 calabaza hokkaido

200 g carne picada

100 g quinoa cocida

1/2 cebolla

1 diente ajo

1/2 pimiento rojo

1/2 pimiento amarillo

Pimienta negra

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Preparación

Precalentar el horno a 180º C.

Cortar la calabaza longitudinalmente, retirar las semillas, hacer unos cortes con el cuchillo, salpimentar al gusto y rociar con aceite. Llevar 40 minutos al horno, o hasta que esté tierna.

En este tiempo, picar la cebolla y rehogarla en una sartén con un poco de aceite. Cuando esté transparente, añadir el ajo picadito y los pimientos cortados en tiras. Cocinar unos minutos, sazonar al gusto.

Añadir la carne picada y cocinar 5-7 minutos. Remover para que se integren todos los ingredientes y sabores. Salpimentar.

Mientras se cocina la carne, vaciar las mitades de la calabaza y agregar esta carne junto con la quinoa a la sartén donde se está cocinando la carne.

Cocinar todo junto un par de minutos. Probar y rectificar de sal si fuera necesario.

Rellenar la calabaza con el relleno y volver a llevar al horno durante 15 minutos.

En cuanto adquiera un tono tostado retirar y servir caliente.

¿Qué te ha parecido esta receta? ¿Te animas a probarla?

Todos los contenidos ofrecidos por El camino de Lola, tales como artículos, podcasts y videos, tienen naturaleza meramente informativa y en ningún caso constituyen servicio médico o sanitario de ningún tipo ni sustituyen la consulta con un médico especialista, por lo que no deben ser aplicados sin la aprobación previa y supervisión de un médico o profesional de la salud especializado.

Ayúdanos a compartir el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio